Seguro has escuchado hablar de las propiedades digestivas del jengibre, pero, ¿tienes alguna idea de cómo éstas pueden influir para bajar de peso?

Para empezar, este condimento aromático calma tu hambre, así lo afirma un estudio del Instituto de Nutrición Humana de la Universidad de Columbia.

En la investigación se halló que las personas que incorporan a su comida una bebida de jengibre se sienten más llenos o satisfechas por más tiempo, por lo que son menos propensas a “picotear”.

El jengibre no solo inhibe el apetito, también aminora la inflamación y la producción de gases; esto te permite, además de hacerte sentir de maravilla, lucir un abdomen plano todo el día.

Aunque debes tener presente que el agua de jengibre no es “milagrosa”, para obtener resultados duraderos debes acompañar su ingesta de ejercicio y cambios en tu alimentación, reduce el pan y los dulces.

Para obtener los beneficios reductivos del jengibre, a continuación, te mostramos la forma adecuada de preparar esta bebida. ¡Ve por lápiz y papel